Huir

Publicado: 16 abril, 2013 en Artículos
Etiquetas:
Juan 15, 6

“Sabiendo Jesús que intentaban venir a tomarle por la fuerza para hacerle rey, huyó de nuevo al monte sólo”

Para lograr la soledad que nos conecta con Dios, muchas veces debemos seguir el ejemplo del maestro: Huir.
Hay muchas cosas que luchan por nuestra atención: el trabajo, los estudios, el dinero, la diversión, los amigos, la familia, etc.
Muchas cosas que son aparentemente buenas, como servir a los demás, que pueden ser perjudiciales, si es que primero no nos quedamos solos, solos para estar con quien realmente necesitamos.
Si huimos como Jesús, para estar en la intimidad con el Padre, tendremos también la seguridad de que hacemos su voluntad, antes que la de los hombres, no cederemos a la tentación de hacernos reyes de nuestras vidas, sino que dejaremos que Dios nos lleve por donde el quiere, aunque eso signifique la cruz, y la muerte.
Esta soledad con Dios nos hace ver lo que es valioso realmente, lo que es verdaderamente hermoso, nos capacita para la cruz, porque sin cruz no hay corona.
Al igual que a Jesús, el mundo hoy nos grita por todos lados que seamos reyes, se acerca violento, para tomarnos por la fuerza, para coronarnos nuestros propios reyes y quitar a Dios y su voluntad de nuestras vidas.
Nuestro Señor no dio explicaciones a nadie, no luchó para que no lo hagan rey, sencillamente huyó. Pero no huyó sin dirección y despavorido, huyó a la seguridad de la presencia del Padre.
SEÑOR DAME LA FUERZA PARA HUIR, PARA CORRER AL REFUGIO DE TU CASA Y TU PRESENCIA.

¿Hijos?… ¡Lo somos!

Publicado: 6 febrero, 2012 en Artículos
Etiquetas:

“Miren qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos!…” (1 Juan 3, 1)

El apóstol no se equivoca al decir “qué amor”… verdaderamente ¡qué amor!…

Porque habla el salmo de mí cuando dice:

“Dice el necio en su interior: “¡No existe Dios!” Corrompidos están, da asco su conducta, no hay quien haga el bien. Se asoma Yahvé desde los cielos hacia los hijos de Adán, por ver si hay algún sensato, alguien que busque a Dios. TODOS ESTÁN DESCARRIADOSTODOS A UNA PERVERTIDOS. No hay quien haga el bien, ni uno siquiera” (Salmos 14, 3) Leer el resto de esta entrada »

El Padre Julio Carpignano, un hombre realmente santo, nos habla a los jóvenes acerca de las relaciones de amistad, enamoramiento y noviazgo. Y responde sin rodeos a las interrogantes que enfrentamos muchos de nosotros. Si no pudieron asistir a su ponencia para jóvenes, pues aquí les dejo un compilado de los apuntes que tomé y de una grabación de audio que me costó mucho trabajo transcribir. Espero les sea útil:

“…Yo creo que quien marca la batuta de la sexualidad en una relación es la mujer.

Pero hoy que ha pasado… La revelación de la mujer parece que ha desvalorizado como nunca a la mujer. Leer el resto de esta entrada »

¿Qué ofreces?

Publicado: 7 septiembre, 2011 en Artículos
Etiquetas:

Ayer mientras se realizaba el ofertorio en la eucaristía que oficiaba el Padre Julio Carpignano, sentí una fuerte impresión al pensar en lo que Jesús entregaba en contraste con lo que nosotros ofrecemos.

Él entrega su vida sin reservas, sin temor, con alegría. Él entrega todo, su vida misma, hasta la última gota de su sangre, su amor entero, todo! Todo de sí. Leer el resto de esta entrada »

Me pregunto si…

Publicado: 9 junio, 2011 en Artículos, Uncategorized
Etiquetas:

Muchas veces me pregunto si podremos realmente, como jóvenes cristianos, hacer una diferencia en el mundo. Si apareceremos en medio de la historia, como audaces que hicieron proezas por su ilimitada fe.

Me pregunto si cuando proclamamos que somos distintos realmente lo somos. ¿O es que acaso somos distintos por qué saltamos cuando cantamos una canción cargada de euforia? ¿Seremos verdaderos cristianos porque podemos responder en altavoz “¡Cristooo!”, cuando alguien nos pregunta “¿Quién vive?”, mientras que día a día nos codeamos con la muerte, a diestra y siniestra, tanto que pareciera que hasta nosotros mismos somos arrastrados por esta corriente fatal? Leer el resto de esta entrada »

Él lo hará todo por mí

Publicado: 19 mayo, 2011 en Artículos
Etiquetas:

Estos días hay muchas cosas en mi cabeza, debido a un tiempo de cambios en la comunidad. Ahora estoy a cargo del trabajo con los niños, a cargo del trabajo con los jóvenes, a parte también de la música, también tengo que preparar algunos cursos que se dictarán en la comunidad como parte de la formación, además vienen semanas con jornadas y retiros, en colegios y en parroquias, los cuales tengo que coordinar.

Además de esto, debo terminar mi proyecto de titulación con un amigo.

Me encanta servir a Dios. Trabajar para Él es un privilegio, pero pensar en las cosas que hay que hacer comenzó a estresarme. Leer el resto de esta entrada »

Era un sacerdote justo delante de Dios, obediente a sus mandamientos de manera intachable.

Este amigo se identificaba mucho con el patriarca Abraham, no tanto por la fe como veremos, sino porque al igual que Abraham, no podía tener hijos, su mujer, Isabel era estéril.

Él por mucho tiempo pidió a Dios un hijo, cada mañana al levantarse le decía:

- Señor tu eres el Todopoderoso, así como abriste el seno de Sara, haz que mi esposa conciba.

Cada mes esperaba que el periodo menstrual de su mujer se retrase unos mmm… nueve meses, vivió así por años. Leer el resto de esta entrada »